Logo

Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de Madrid

“Comprometidos con los trabajadores de Seguridad Privada de Madrid ”

    MADRID, 20 de diciembre de 2017 Fuente: FTSP-USO Madrid

LOS VIGILANTES DE SEGURIDAD DE BARAJAS, OBLIGADOS A PARALIZAR SU HUELGA

Image 01

Los paros parciales convocados por el sindicato de vigilantes de seguridad del Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez han sido suspendidos después de que un juez haya aceptado la demanda presentada por la empresa Prosegur.

 Para tomar la decisión, el magistrado apunta que ha tenido en cuenta el aumento exponencial del volúmen de pasajeros durante la Navidad, además de que Madrid se encuentra en alerta 4 por riesgo de atentado.

El juzgado de lo Social número 10 de Madrid ha paralizado los paros parciales a los que la plantilla de vigilantes y auxiliares de seguridad en los controles de acceso al aeropuerto de Adolfo Suárez- Madrid Barajas estaba convocada a partir de este jueves y durante todo el periodo navideño.

En el auto, fechado a 19 de diciembre, la jueza estima la medida cautelar solicitada por la empresa Prosegur con respecto a la suspensión de la huelga parcial adoptada por el Comité de Huelga hasta que se dicte una sentencia judicial firme que apruebe una decisión al respecto sobre la demanda presentada por la empresa.

La compañía de seguridad presentó una demanda en la Delegación del Decanato frente al preaviso de huelga al entender que era ilegal. Solicitaba entonces la declaración de ilegalidad de este preaviso y la desconvocatoria de los paros parciales por los "posibles daños y perjuicios de irreparable consecuencia que pudieran derivarse".

Para aceptar las medidas cautelares, el juez ha tenido en cuenta los días en los que están convocados los paros. "Es de público y notorio conocimiento la existencia de la mayor afluencia de pasajeros del año (...) y de no atenderse la medida cautelar, el caos y el desconcierto que una huelga en el servicio de transporte público ocasiona no tendría reparación posible para los miles de usuarios", señala. "Puesto ello en relación con los intereses objeto de reclamación por parte de los trabajadores a la empresa y a su vez, ponderando la posibilidad de si, tras el juicio, la decisión de huelga adoptada pueda resultar o no revocada por una sentencia judicial firme", añade el juzgado.

Es decir, entiende que ha de darse "primacía a la defensa de los intereses generales de la sociedad en materia de servicio público de transporte en fechas en las que la mayoría de pasajeros, y también trabajadores, disponen de determinados días del año para el traslado a distinta localidad de su lugar de trabajo".

Todo ello sin perjuicio de "ser perfectamente atendible la decisión de declarar la situación de huelga siempre y cuando no incida directamente en el mayor daño que al servicio en la sociedad pueda efectuarse, especialmente en la actividad del transporte", destacan. Asimismo, recoge que no se puede omitir que el país se encuentra "en situación de alerta 4 por riesgo de atentados y que el aeropuerto de Madrid Barajas es un centro de trabajo sumamente sensible para la atención de multitud de pasajeros y su control riguroso".

"En otro caso, de no adoptarse la medida solicitada podrían producirse situaciones que impidieren o dificultaren la efectividad de la tutela que pudiere otorgarse en una eventual sentencia estimatoria", concluyen.

La empresa Prosegur y el sindicato ATES-SAM concluyeron ayer sin acuerdo el acto de mediación y en consecuencia, se mantenían los paros parciales convocados entre este jueves y el 8 de enero de 2018, en plena fechas navideñas para la plantilla de vigilantes.

Los trabajadores lamentan la paralización FSA-ATES, sindicato de vigilantes de seguridad del Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez, ha lamentado que el juzgado haya paralizado los paros parciales convocados a partir de este jueves, pero ha asegurado que trabajarán con "máxima profesionalidad".

En un comunicado, el sindicato ha indicado que, aunque lamentan suspender la huelga, acatan la resolución judicial aunque consideran que el "proceder torticero, fraudulento y barriobajero" de la empresa Prosegur deja "en papel mojado y testimonial" el derecho fundamental a la huelga de los trabajadores.

En este sentido, desde FSA-ATES, han indicado que no les "doblegarán" para defender su dignidad como trabajadores que son y mucho menos con "actitudes propias del siglo XIX". "No van a conseguir que renunciemos a nuestras justas reivindicaciones", ha clamado.

Así, el sindicato ha manifestado que seguirán "insistiendo, legal y pacíficamente" pero con la máxima contundencia en lograr sus "legítimos objetivos".

Por último, ha trasladado que pese "a la desidia e incompetencia de las empresas contratante y adjudicataria, a las que no le preocupa la seguridad de los usuarios", ellos van a realizar su trabajo "con la máxima profesionalidad" que les caracteriza y suplirán, "más si cabe", todas las deficiencias posibles a su alcance.

 

©  Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la Unión Sindical Obrera de Madrid